La tecnología E-Cell de Mercedes

Mercedes

Aunque todos estamos de acuerdo con la aplicación de las nuevas tecnologías que ayuden a compatibilizar el mundo del motor con el respeto al medio ambiente, no debemos engañarnos: esto supone grandes esfuerzos económicos por parte de los fabricantes de automóviles que acaban repercutiendo en el precio de los vehículos.

Pero en ocasiones se logran soluciones imaginativas que permiten atenuar un poco el tremendo gasto que conlleva desarrollar motores ecológicos. Aquí el ejemplo lo ha dado, una vez más, Mercedes. Su idea: generar módulos estandarizados pensados para ser usados en cualquiera de sus automóviles ecológicos de última generación.

En otras palabras: los vehículos ecológicos que desarrolla la marca alemana comparten la mayor parte de los componentes relacionados con su sistema eléctrico de propulsión. Además, estas piezas «polivalentes» servirán también para los próximos modelos impulsados mediante la célula de combustible a base de hidrógeno, que generará la electricidad que alimente las baterías, una vanguardista tecnología que no contamina nada, ya que solamente emite a la atmósfera vapor de agua, resultante de la reacción química.

Como ejemplo de la versatilidad de esta estrategia, podemos ver cómo ya se ha aplicado en cuatro modelos muy diferentes: el pequeño urbano Smart Fortwo Electric Drive, el recién presentado Clase A E-Cell, el monovolumen Clase B F-Cell y el Vito E-Cell de nueve plazas.

Tal vez sea en estos dos últimos donde con más claridad se aprecian las ventajas de la energía eléctrica generada por una célula de hidrógeno. En el caso del Clase B, que acaba de ser presentado en el Salón de Frankfurt, las prestaciones conseguidas superan los cálculos más optimistas de los ingenieros de Stuttgart (autonomía de más de 100 km, potencia de 95 CV…), mientras a la furgoneta, en su versión de carga, se le augura un seguro éxito comercial ya que será un vehículo de bajo consumo y cero contaminación, ideal para tareas de reparto o similares en núcleos urbanos.

Se prevé que todos estos modelos salgan al mercado en el año 2014, será entonces cuando veamos la respuesta del público que, en caso de ser positiva, supondría un salto de gigante de la industria automovilística en el campo de las energías limpias para sus motores.





Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top