205, el modelo que salvó a Peugeot

Peugeot 205

1983 es un año clave en la historia de Peugeot, ya que es el de la salida al mercado el modelo que pondría por fin al fabricante francés en lo más alto de las listas de ventas: el Peugeot 205, uno de los primeros coches «pequeños» que saldrían de sus factorías.

La historia del 205 arranca cinco años antes cuando Peugeot incorpora la marca Simca y comienza a explorar el segmento de los pequeños utilitarios. Primero se produce el modelo 106 pero pronto se le buscó un sustituto más grande y potente que abarcara un nicho de clientes más amplio. Aquel proyecto, llevado en el más absoluto secreto, fue llamado M24 y dirigido por el ingeniero francés Gérard Welter. La cosa no era para menos. Peugeot atravesaba uno de sus peores momentos de su historia y no podía permitirse un nuevo fracaso.

Pero de fracaso, nada. Las cifras hablan por sí solas: más de 5 millones de unidades vendidas entre 1983 y 1997. Catorce años de éxito ininterrumpido en los que apenas se modificó el diseño original, aunque se llegaron a fabricar versiones de todo tipo: disel o gasolina, 3 y 5 puertas, vehículos comerciales, etc. El Peugeot 205 se convirtió en el gran rival del hasta entonces superventas de la época, el Renault 5.

Los primeros modelos disponían de 3 y 5 puertas y un pequeño motor de gasolina de 954 cc y una potencia bastante modesta, tan solo 45 CV. Se encontraba disponible con carrocerías de 3 ó 5 puertas. Poco después de su lanzamiento se empiezó también a ofrecer la opción de motorización Diesel 1.8 y 60 CV.

La versión deportiva llegó en 1984, gracias a un nuevo motor de la serie XU construido en aluminio, con cuatro cilindros, 8 válvulas, alimentado por inyección electrónica de combustible, capaz de producir 105 CV de potencia y alcanzar los 190 km/h. De ahí al salto a la alta competición solo había un paso, y el 205 desembarcó en el Mundial de Rallyes triunfando de manera absoluta de la mano de pilotos como Salonen y Kankkunen y, más adelante, el el Paris-Dakar.

En total se fabricaron 12 versiones diferentes del Peugeot 205 en las décadas de los 80 y los 90, con motores que, partiendo de aquellos humildes 954 cc llegaron a alcanzar capacidades de 2 litros y con potencias que iban desde los 45 a los 130 CV (y hasta 450 CV para los de competición). Hoy el 205 es considerado un «clásico moderno» que cambió por completo el mercado de los coches urbanos.





Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top