Consejos para lavar el coche

Lavar el coche

¿Cuál es el mejor producto para emplear al lavar el coche? Probablemente, la respuesta más acertada sea: el que le guste más. Como en todo, determinados productos poseen ventajas y contras sobre otros.

Por ejemplo, se pueden utilizar detergentes lavavajillas, pero debe tener en cuenta que estos productos han sido pensados para eliminar grasa animal o vegetal de cerámica cocida, por lo que atacarán ferozmente ese encerado que tanto le gusta e intenta conservar. Si le gusta el lavado y encerado semanal, entonces, el detergente para lavar platos quizás sí sea el producto indicado para usted.

Si, por lo contrario, prefiere que el encerado dure mucho más tiempo, es posible considerar el empleo de un producto que esté diseñado específicamente para uso automotriz. Los productos de calidad se crean  a partir de detergentes en lugar de jabones. La mayoría de los jabones son fabricados a partir de subproductos de animales fundidos. Estos contienen oligoelementos que realmente pueden dañar la pintura del coche. Se trata de esos mismos jabones que dejan marcas notorias en su bañera. La excepción, son los jabones fabricados a partir de grasas vegetales.

Los productos de lavado de coches de buena calidad suelen poseer PH controlado y potenciadores de brillo, algunos incluso tienen una pequeña cantidad de cera soluble en agua. Utilice sólo la cantidad de producto suficiente para quitar la tierra de su coche. Hágase de un cubo limpio de gran tamaño (preferiblemente de plástico, los metálicos pueden dejar residuos), lleno de agua fría y añada una pequeña cantidad del producto de lavado de automóviles.

Evite el agua caliente, ya que ablanda la cera. Lea las instrucciones de la botella del producto e intente reducir la cantidad recomendada a la mitad. Evite el contacto con el polvo existente, pues los gránulos no disueltos pueden producir rayones sobre la pintura al contacto con la esponja. Asegúrese que su coche está en la sombra y la superficie a lavar se encuentra relativamente fría.

Rocíe el coche suavemente para humedecerlo. No es necesario un gran chorro de agua. Esto puede disolver sólo la suciedad superficial y provocar rayones en la pintura.

Comience por la parte superior del vehículo y vaya descendiendo. Humedezca la parte superior, lávela cuidadosamente y luego enjuague. Pase a otra sección, moje la zona, lave y enjuague. Progrese hacia abajo del coche, completando una sección a la vez. De esta manera, el producto de lavado de autos no se seca en la pintura.

Para la tarea puede usar un guante o una esponja. La superficie plana de una esponja en ocasiones absorbe la suciedad y actúa como papel de lija. Los puristas emplean dos guantes o paños para lavar, uno para la mitad superior del coche (el más limpio) y otro para la sección de guardabarros y ruedas.

Debe secar el coche tan pronto como sea posible. Hay varios métodos para lograr esto. Muchos utilizan toallas. Éstas deben ser 100% algodón. Compruebe la porosidad,  pues gran cantidad de ellas contienen fibras de polímeros que causan el efecto de cientos de agujas hipodérmicas.

No asuma que la etiqueta de 100% algodón en la toalla dice la verdad. La única manera de comprobarlo es quemar un extremo de la toalla enrollado. Si recibe una llama clara, entonces es 100% algodón. Si ve humo negro y las fibras se derriten, no lo es.

Siempre seque suavemente, cambiando a una toalla seca luego que se humedezca la que tiene en uso. Como en el lavado, comience desde la parte superior para luego pasar al capot o baúl . Seque los lados siempre en último lugar, pues el agua por lo general se escurre por sí misma allí. También puede usar una gamuza. Hay dos tipos: naturales y sintéticas. La gamuza de cuero natural contienen ácidos, principalmente tánico, que elimina la cera. La mayoría de las toallas sintéticas no son aconsejables. Conducir el coche para secarlo puede ser divertido, pero la suciedad se vuelve a depositar en la superficie mojada, ocasionando un “efecto lodo».

Las aves son una de las preocupaciones más grandes para la higiene del coche. Cuanto más tiempo permanecen sus residuos sobre la superficie, más daño causan. Los ácidos tienden a dejar una marca microscópica en la pintura. Retírelos tan pronto le sea posible y minimizará los daños. Lleve una botella de agua mineral sin sal con usted. Trate de frotar la zona lo menos posible.

Los pájaros utilizan grava para digerir la comida y la arena es uno de los principales componentes de sus regalos. Si intenta frotar los sólidos, puede rayar la pintura. Una vez que haya llegado a casa y tenga la oportunidad de lavar la zona con un producto de lavado de coches, enjuague bien y séquelo. Cuando tenga tiempo, aplique sobre la zona una capa de cera.





Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top