Cómo revisar y agregar aceite al motor de su coche

Revisar aceite del coche

Usted debe pensar en el aceite como la sangre del motor de su coche. Revisarlo regularmente es clave para mantener el motor funcionando adecuadamente y obtener el máximo rendimiento. El aceite lubrica las partes móviles internas del motor, impidiendo que se desgasten demasiado rápido. También contribuye a mantener el motor limpio, previniendo que se genere suciedad, y evita que se sobrecaliente.

Revisar el nivel de aceite es una tarea fácil y rápida, y lo recomendable es hacerlo casa vez que carga combustible. Todo lo que necesita es un trozo de toalla de papel, y el manual de propietario de su coche si tiene alguna duda.

En primer lugar, cerciórese que el coche se encuentra aparcado en un lugar nivelado y el motor está frío, para no sufrir una quemadura. En algunos coches, los fabricantes recomiendan que el aceite sea revisado luego que el motor haya sido calentado. Con el motor apagado, abra el capó del coche y encuentre la varilla del aceite. Retírela y quite todo el aceite que presente, empleando la toalla de papel. Luego colóquela en su lugar nuevamente, introduciéndola por completo.

Retírela una vez más y observe ambos lados para ver hasta dónde llega el nivel de aceite. La varilla usualmente muestra dos marcas, con las palabras MIN y MAX, o simplemente dos marcas señalando estos puntos. Si la marca de aceite se encuentra entre ambas marcas, el nivel es correcto. Si el nivel se encuentra por debajo del mínimo, deberá añadir aceite.

También revise el color del aceite. Si es marrón o negro, está bien. Pero si posee una apariencia clara, o lechosa, esto podría implicar que se está filtrando en el motor refrigerante. Observe también detenidamente en búsqueda de partículas de metal, pues esto podría significar que existe un daño interno del motor. Si detecta alguna de estas condiciones, lleve el coche a un mecánico para un análisis más profundo. Si existiera una filtración de refrigerante, haga remolcar el coche.

Si todo está bien, introduzca la varilla en su lugar y asegúrese que ésta ingresa por completo. Cierre el capó, y ya habrá terminado.

Para agregar aceite, use el recomendado por el manual del fabricante. Puede adquirirlo en una gasolinera o un comercio especializado, así como en muchas cadenas de supermercados.

Retire la tapa del aceite, usualmente ubicada en la parte superior del motor. Dado que sobrepasar la cantidad de aceite necesaria es malo para el motor, debe añadir el aceite de a poco. Comience agregando la mitad de un cuarto de litro (1/8), empleando un embudo para evitar derrames. Aguarde un minuto para chequear el nivel nuevamente. Si el nivel continúa debajo o cerca del mínimo, complete el cuarto de litro. A menos que su motor pierda o queme el aceite, rara vez necesitará añadir más de un cuarto. Finalmente, coloque la tapa en su lugar.

Foto vía: bestcarsguide





Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top