Cómo preparar su coche para el verano

Preparar su coche para el verano

El verano invita a recorrer las carreteras, a buscar nuevos horizontes. Puede que decida sacar el coche para unas vacaciones de verano, o sólo una escapada de fin de semana, o simplemente un breve paseo por la tarde.

No importa cuál sea el caso, pevio a ello, debe realizar un acondicionamiento del vehículo para el período estival.

– Prepararlo para el calor

El sistema de refrigeración del coche es fundamental para conducir en verano, pues tiene la tarea crucial de mantener frío el motor, que puede pasar fácilmente los 94 grados. Su sistema de refrigeración se esfuerza por proteger su motor contra la corrosión, proveer una combustión de la gasolina más eficiente, y mantener la densidad apropiada del aceite.

Sin embargo, cuando hace calor, el refrigerante puede alcanzar los 120 grados, y su coche podría recalentar. Esta es la razón por la que su sistema de refrigeración necesita atención especial en el verano. Antes de echar una ojeada en él, asegúrese de que su motor esté frío, nunca retire la tapa del radiador cuando el motor está caliente, o incluso tibio.

Para preparar su sistema de refrigeración para el verano, tendrá que revisar el radiador y las mangueras, en busca de fugas o grietas. Asegúrese que todas las conexiones estén ajustadas. El depósito de agua debe estar lleno a la mitad, si está bajo ese nivel, agregue refrigerante o anticongelante.

A pesar de todos sus esfuerzos por examinar el sistema de refrigeración y mantener los niveles de refrigerante, el motor aún podría sobrecalentarse. Manténgase atento al indicador de temperatura en el panel de instrumentos. Si advierte que el motor se calienta demasiado, puede actuar de inmediato encendiendo la calefacción, esto empujará el aire caliente fuera del bloque del motor. Permita a su vez que el motor se enfríe, pues el recalentamiento puede causar daño permanente al motor.

– Aire acondicionado

Puede inspeccionar el sistema de aire acondicionado en busca de correas desgastadas o dañadas. La correa del acondicionador de aire jala el compresor, sin el cual no tendrá ningún aire acondicionado dentro del coche.

El acondicionador de aire tiene un condensador similar a un radiador. Puede inspeccionar las aletas para asegurarse que estén libres de desechos. Cuando el aire se mueve libremente alrededor del condensador, el refrigerante trabaja mejor.

– Neumáticos de verano

Obtendrá más velocidad, mejor manejo y mayor eficiencia de combustible si coloca neumáticos de verano en su coche. En contraste con los neumáticos de invierno, los neumáticos de verano tienen una pared lateral más corta y una banda de rodadura menos agresiva.

Para colocar los neumáticos de verano, es necesario tener un juego adicional de llantas o llevar los neumáticos a una tienda para que los cambien.

– Revisión de los frenos

Si el pronóstico del tiempo anticipa un clima de tormentas y la lluvia, tendrá que inspeccionar los frenos, pues estos pueden ser menos sensibles.

Revise también las pastillas de freno. El calor puede aumentar la temperatura de su sistema de frenos, provocando que sus almohadillas se desgasten con mayor velocidad.

El verano es una época de diversión. Al inspeccionar el sistema de enfriamiento de su vehículo, neumáticos, frenos y aire acondicionado, usted puede conducir más relajado y seguro.





Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top