Nuevo Honda CR-Z, el deportivo respetuoso

Honda Cr-Z

Ante el lento pero creciente auge de los modelos híbridos ( tienen un motor de gasolina y un motor auxiliar eléctrico) Honda se suma a la apuesta con el nuevo CR-Z, un sorprendente vehículo que ya en Japón tiene 12.000 reservas antes de salir al mercado.

El Honda CR-Z es un híbrido con carrocería de coupé, de tres puertas y cuatro plazas (dos delanteras y dos trasera), y con un precio máximo de 25.200 euros en su versión GT Plus. Cuenta con la tecnología IMA (motor eléctrico de asistencia al de gasolina integrado en el bloque de motor y no externamente como en otros modelos), cambio manual de 6 velocidades y el enfoque mas deportivo de los que se venden hoy por hoy.

El sistema de propulsióndel CR-Z está formado por un motor i-VTEC 1.5 asociado al sistema híbrido IMA, entregando en conjunto 124cv de pura deportividad con un consumo mixto de 5 litros a los 100 kilómetros. Además Honda consigue unas bajísimas emisiones en un vehículo que llega a los 200 km/h de velocidad máxima, con tan solo 117 gramos por kilómetro de emisiones de CO2.

Con 4.08 metros de largo, 1.74 de ancho y 1.39 de altura, sus líneas fluidas y aerodinámicas marcan la diferencia, pues parece un auténtico coche de carreras adaptado a la vida cotidiana. El parabrisas curvo, la línea del capó baja, el perfil de techo inclinado, o los faros delanteros de luz de LED, provocan un deseo irrefrenable de enfundarnos el casco y dejar atrás al más prestigioso de los pilotos.

Honda Cr-Z

En su interior, los diseñadores no han tenido límites, y han configurado un habitáculo futurista, donde los controles importantes se encuentran al alcance de la mano para evitar distracciones incómodas, y el tacto de éstos está bastante conseguido con un nuevo y agradable plástico negro.

Ya en el asiento de conductor, es fácil sentirse cómodo y protegido en un asiento 1.5 cm más bajo que el del Honda Civic Type –R, que te sujeta muy bien incluso en las curvas más cerradas y retorcidas. Por el contrario las plazas delanteras están algo juntas, por lo que las piernas del acompañante pueden molestar a la hora de cambiar de marchas. Las plazas traseras son insuficientes para que dos adultos viajen con comodidad y no disponen de reposacabezas ni siquiera como opción, aunque es cierto que se abaten fácilmente permitiendo ampliar el maletero, y cuentan con sistema ISOFIX, permitiendo enganchar las sillas infantiles con la máxima seguridad. En el maletero nos encontramos con 233 litros de capacidad, que pueden llegar hasta los 401 litros.

Ahora que nos hemos enamorado de la carrocería, y relajado en el interior es hora de abrazar el volante de piel. Apretamos el botón START, y gracias al arranque eléctrico asistido ponemos en marcha un motor que nos deleita con un sonido del escape más próximo al circuito de carreras que a un híbrido. Llega la hora de elegir el tipo de conducción: Normal (equilibrado entre prestaciones, economía y emisiones) ECON (en el que se prioriza el consumo) y SPORT (en el que el motor de gasolina obtiene más ayuda del motor eléctrico y mejora la dirección eléctrica asistida), meter la primera de las seis marchas manuales y acelerar hacia un sin fin de emociones en un coche manejable y urbano.

Airbags, control de estabilidad y tracción, ABS + EBD, ayuda el arranque de serie, luces diurnas tipo LED, antinieblas, climatizador, dirección asistida, volante de piel,… son algunos de los extras incluidos de serie, y si esto sabe a poco hay tres niveles de equipamiento: Sport, de 21.900 euros, GT, de 23.400, y GT-Plus, de 23.400.

Honda CrZ trasera

Ante nosotros se presenta un coche enfocado a un público joven que se preocupa por el medio ambiente, que nos recuerda al mítico CR-X de los años 80 con un toque futurista y agresivo, capaz de hacernos vibrar de emoción cuando pisamos el pedal del acelerador y nos dejamos llevar por un vehículo creado para emocionarnos.





Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top