El Caterham Seven, un clásico para aventureros

Caterham Seven

El Caterham Seven era antiguamente el Lotus Seven. Durante la década de los sesenta la empresa Lotus vivió su auge comercial gracias a modelos como el Elan o el Europa. Su fundador, Colin Chapman, siempre siguió la línea de Sir William Lyons de Jaguar pero tras crear el modelo Lotus Seven se vio disconforme por su apariencia y sus características técnicas.

El Lotus Seven fue presentado en 1957 con un motor Ford de 1,2 litros, válvulas laterales y 39 CV. Alcanzaba una velocidad máxima de 249 km/h, su consumo era de 8,8 litros cada 100 km. El vehículo mide 3,380 mm de largo, 1,575 mm de ancho y 1,120 mm de alto y el maletero puede albergar hasta 200 litros de equipaje. El Seven tiene una caja de cambios manual o secuencial de 5 o 6 velocidades respectivamente.

Como mencionamos anteriormente tal fue el disconformismo de Chapman con su nuevo modelo que vendió los derechos de la serie a uno de sus distribuidores del sur de Londres, Graham Nearn. Tras unos meses Nearn lo sacó a la venta con un nuevo nombre y con el que hoy se lo conoce, Caterham Seven, el cual tuvo un éxito inimaginable.

Caterham Seven

Por su diseño y comodidad se trata mas de un coche de carreras que de un vehículo de carretera, cuenta con un chasis multitubular que lo hace rápido pero firme, carecía de puertas, no disponía de calefacción. Pero estas faltas técnicas nunca fueron un problema ya que el coche fue dirigido a jóvenes aventureros y amantes de la velocidad.

Tras el éxito sufrió modificaciones desde llevar un motor Ford Escort de 1,3 litros y 71 CV, hasta un Rover Serie K de 1,8 litros y 188 ev. La aceleración de 0 a 100 km/h se producía en unos 5 segundos y su peso es de 640 kg.





Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top