Almussafes: fin de Fiesta

Nueva víctima de la crisis, que será sin duda una de las más lloradas. La planta que el fabricante estadounidense Ford posee en la localidad de Almussafes ha detenido la semana pasada la producción del mítico Ford Fiesta, uno de los modelos más exitosos de la historia.

Desde la inauguración de la factoría en 1976 más de cinco millones de unidades del Fiesta en sus diferentes versiones han visto la luz aquí. En 35 años ha sido el modelo más fabricado en esta planta: uno de cada dos coches que salía de aquí era un Fiesta. Ahora, la emblemática factoría valenciana se queda tan solo con las líneas de producción del Kuga y el Transit Connect.

Pero que no se alarmen los sentimentales. Ford, abanderada de los valores yanquis más tradicionales, es fiel al viejo lema de Don´t Change the Winning Team, por lo que no dejará de fabricar este modelo que sigue vendiéndose tan bien aun en tiempos difíciles como los que vivimos. Eso sí, la producción se traslada a sus factorías en el este de Europa, más rentables y modernas.

Porque la verdadera víctima de la crisis no es el Ford Fiesta, que se mantiene en forma y al que le aguardan todavía muchos años de éxito, sino la masa de trabajadores de la planta de Almussafes que afronta ahora un futuro incierto.

Ford Almussafes tiene en marcha en la actualidad un expediente de regulación temporal de empleo (ERE) de 39 días que comenzó en enero y que se prolongará hasta octubre. El proceso puede afectar al 80% de la plantilla, casi cinco mil trabajadores. Lo único que mantiene con vida esta planta de producción es el compromiso de que los modelos citados arriba (Kuga y Transit) se seguirán fabricando por lo menos hasta 2012.

Después de eso, nadie lo sabe. Lo único seguro es que los próximos Ford Fiesta que salgan a la venta en España procederán de fuera de nuestras fronteras.





Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top