Saab Sonnett II de 1967, el deportivo de la joroba

Saab Sonett

En los años 60 el mundo cambiaba a gran velocidad y empezaban a suceder cosas y producirse hechos que nadie podía llegar a imaginar en la década anterior. Y claro, uno de los ámbitos donde más se notó la revolución fue en el mundo del automóvil. ¿De qué otro modo se explicaría la irrupción del asombroso Saab Sonnett II de 1967?

Tras varios intentos fallidos, por fin el fabricante sueco, sobrio pero solvente, se lanzaba a la aventura de presentar un coupe deportivo de inspiración italiana, con la trasera recortada y  la delantera descendiente entre dos faros prominentes. Pero sobre todo con un elemento que convertiría a este modelo en un ejemplar único: la famosa joroba sobre el capó del motor.

Era un hito en la historia de Saab (Svanska Aeroplan AB), que tras la II Guerra Mundial había empezado a producir vehículos civiles y cuyo proceso de transición culminaba con este modelo. En 20 años había pasado de ensamblar aviones de guerra a construir un deportivo.

El Saab Sonett II fue presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1967, con un motor V4 de 1,5 litros de gran tamaño que obligó al diseñador Björn Karlström a levantar esa protuberancia no demasiado estética en el capó. Era el precio que había que pagar por lograr un coche con una potencia de 65 CV y una velocidad punta que se aproximaba a los 170 km/h, una cifra considerable en aquella época.

Por otra parte, el peso del motor unido a la distancia entre ejes dotaban de gran equilibrio a este modelo que, a pesar de su velocidad, contaba con una gran estabilidad. Fue un modelo muy valorado aunque bastante caro y por eso no logró vender demasiado. Los compradores, por el mismo precio, preferían el glamour de un Ferrari.

El Sonett II causó sensación y aun hoy es muy apreciado por coleccionistas y aficionados al motor, sobre todo los coches que aun se conservan de las versiones iniciales de 1967 y 1968, la de la joroba que más tarde desaparecería.

Puedes ver otros coches que marcaron Historia en: Coches Históricos





Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top