Ferrari vs. Lamborghini: historia de una rivalidad

Ferrari vs. Lamborghini

El Toro contra el Cavallino Rampante. La carrera por construir el deportivo más potente, más elegante y más veloz ha enfrentado a estas dos grandes marcas italianas desde hace décadas, pero el origen de esta encarnizada rivalidad entre Ferrari y Lamborghini es realmente curiosa y se remonta a la década de los 60.

Ferrucio Lamborghini era un industrial que se dedicaba a fabricar tractores, actividad que le permitió amasar una considerable fortuna. Su hobby era coleccionar coches caros y en su colección privada no faltaban algunos Ferrari. Por entonces, al relación entre él y Enzo Ferrari era cordial, hasta que un embrague defectuoso en un Ferrari 250GTB se interpuso entre ellos.

Lamorghini se quejaba de que todos los Ferrari que adquiría tenían problemas de embrague, pero lo del 250GTB pasaba de castaño oscuro. Mandó a sus mecánicos desmontarlo y descubrió que algunas de las piezas eran idénticas a las que él usaba para sus tractores. Indignado, llamó a su amigo Enzo para decirle que sesentía estafado y que sus coches eran una basura. El magnate de Maranello le respondió con altivez que “un fabricante de tractores no puede entender mis deportivos“.

Y el fabricante de tractores, que tenía dinero suficiente para hacerlo, decidió a partir de ese momento fabricar sus propios deportivos y competir con Ferrari, por eso en el año 1963 instaló en la localidad de Sant´Agata Bolognese su propia factoría.

Tras algunos ensayos fallidos como el 350GT por fin en 1967 Lamborghini produjo un rival digno de los Ferrari: el Miura, que marcó además un hito colocando el motor en posición central, lo que fue imitado por todos los deportivos fabricados desde entonces. Aunque Ferrari sigue siendo la marca nº 1 para casi todo el mundo y su nombre es sinónimo de estilo, potencia y deportividad, son muchos los seguidores de Lamborghini, a quien por ejemplo debemos el concepto de “superdeportivo” a raíz de sus creaciones durante los años 70 y 80.

Lo mejor para los aficionados que esta rivalidad y esta carrera alocada por construir el mejor superdeportivo nos ha regalado modelos míticos como el Diablo, el Murciélago, el Gallardo y el Reventón por parte de la marca del Toro y los archiconocidos modelos de la factoría de Maranello como el Dino 246 GT, el 360 Modena, el 612 Scaglietti y el 458 Italia , por citar solo algunos de la lista.





Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top