Toyota Yaris 2011, el compacto de este otoño

Toyota Yaris

Pronto veremos en los concesionarios de España la tercera generación del Toyota Yaris, muy esperada porque se trata de un modelo barato (en términos de relación calidad-precio) y con un coste de mantenimiento muy bajo. Más calidad, motores más eficientes y más tecnología es lo que promete la casa japonesa.

Lo primero que llama la atención de esta nueva versión del Yaris es su vocación de codearse con los compactos más largos, ya que alcanza una longitud de 3,85 m. (10 centímetros más que antes), que queda compensada por una mayor distancia entre los ejes y una altura rebajada. De este modo el exterior del nuevo Yaris gana en deportividad.

En el habitáculo hay cambios notables. Todo el panel de mandos se ha trastocado y quienes estén acostumbrados a la vieja disposición de controles de la versión actual se encontrará un poco perdido al principio, aunque en teoría toda esta reestructuración está pensada para facilitar las cosas al conductor.

En cuanto a motores, habrá dos de gasolina y uno Diesel. Los de gasolina serán por un lado un modesto 1.0 con 69 CV de potencia, orientado a un público más urbano que presenta cifras de consumo bastante aceptables, y por otro lado un 1.3 de 99 CV que cuenta con la ventaja de poder combinarse con la nueva transmisión Multidrive S que incluso dispone de un modo de conducción Sport. El Diesel cuenta con un motor 1.4 D-4D de 90 CV, equipado con una transmisión manual de cinco desarrollos. Por descontado, es el que presenta un consumo medio más bajo de los tres, nada menos que 3,9 litros a los cien.

Al principio hablábamos de que el nuevo Toyota Yaris incorporaría más avances tecnológicos, que serán escalonados según cada nivel de equipamiento (Live, Active y Sport). La lista es larga pero podemos destacar destacar el nuevo Toyota Touch, una pantalla táctil de 6,1 pulgadas que integra los controles del audio y la navegación, entre otras cosas.

Nos falta conocer detalles importantes como el precio para poder emitir un juicio sobre este modelo, aunque conociendo la línea en la que se ha movido Toyota durante los últimos años seguro que no habrá un incremento demasiado exagerado con respecto a la versión de 2003. Todo apunta a que estamos ante un compacto solvente, un nuevo éxito seguro de la firma nipona.





Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top