Nuevo BMW Serie 1, el nuevo rey en su segmento

BMW Serie 1

La segunda generación completamente remodelada del BMW Serie 1 llegará el próximo septiembre, y lo hará con toda seguridad para triunfar. A las nuevas opciones y los detalles tecnológicos se suma una concienzuda depuración de las carencias anteriores. Con la única pega de su elevado precio, podemo decir sin temor a equivocarnos que el nuevo Serie 1 destronará al VW Golf y se lo pondrá muy difícil al futuro Audi A3, convertiéndose en el rey en su segmento.

Vamos desde fuera hacia adentro. La estética del Serie 1 es la misma, con su característico capó alargado y la trasera cortada. El ojo humano no lo percibe a primera vista pero esta versión es algo más alta y más larga que la primera. El resultado, unconjunto más sólido y elegante. El nuevo frontal es rompedor, con una gran parrilla y grupos ópticos más grandes. Será presentado con dos líneas de equipamiento: Sports Line y Urban Line,  al gusto del consumidor. La línea urbana parece algo más arriesgada con detalles estéticos como las llantas blancas opcionales que resultan un tanto extravagantes.

Grandes cambios nos esperan en el interior, con su nueva y moderna consola central y una organización espacial muy funcional. Hablando de BMW huelga decir que los materiales empleados son de primerísima calidad. Al crecer la carrocería, el espacio interior ha aumentado, mejorando el confort de los pasajeros que vayan en los asientos de atrás, una de las carencias de la primera versión a las que nos referíamos al principio. El maletero tiene también mayor capacidad (360 litros), superando claramente al del VW Golf.

Las posibilidades de personalización estética del coche son casi infinitas. Sólo para el diseño del interior existen 6.500 posibles combinaciones, todo depende del dinero que estemos dispuestos a gastar: pantalla iDrive fija, sistema de navegación, preinstalación para el móvil con conexión Bluetooth y USB…

Los dos motores más potentes (118i y 120d) presentan un consumo sorprendentemente bajo. En comparación a la versión anterior, se consigue una mayor potencia (170 CV) y un consumo medio de menos de 6 litros a los cien. Y sin embargo, se conduce con extrema suavidad, acelerando con regularidad y sin fisuras para mover un vehículo de casi una tonelada de peso.

El modelo 120d de 184 CV está dotado de una caja de cambios automática de ocho velocidades desarrollada por ZF. Como buen diesel, es menos silencioso pero tiene un considerable empuje y su amplia horquilla de marchas permite alcanzar la velocidad máxima de 228 km/h. con una progresión suave y sin estirones. Además, ofrece un consumo homologado de 4,5 litros muy interesante. En este sentido cabe destacar que en todas las variantes, no solo en la de gasoil, BMW ha equipado todos los vehículos con el sistema automático de arranque y parada además de la opción de activar el modo “Eco Pro”, que garantiza un funcionamiento más eficiente del vehículo, indicando al conductor la selección de la marcha correcta y una gestión más adecuada de la calefacción y el aire acondicionado.

Foto vía: bmwcoop





Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top