BMW 328 Hommage, un merecido revival

bmw 328

En 1930 el ingeniero alemán Fritz Fiedler diseñó un vehículo que marcaría un verdadero hito en la aerodinámica: el BMW 328, un asombroso modelo que aparece sin excepción en todas las listas que se han confeccionado de los los mejores clásicos de la historia del automóvil.

Hoy, ochenta años después, la marca bávara rinde homenaje a este gran coche con un revival digno de su nivel: el 328 Hommage BMW, construido con mimo y cuidado hasta el más mínimo detalle para reproducir fielmente las características de aquel mítico modelo.

Fieles al diseño original pero utilizando toda la tecnología y recursos actuales, en BMW han respetado el ligerísmo peso del 328 (apenas 780 kilos) gracias al plástico y la fibra de carbono. Un material que garantiza levedad y a la vez mayor seguridad y resistencia a los impactos.

También se ha recuperado el particular diseño asimétrico del parabrisas, con espacios de visión individuales para piloto y copiloto, una de las señas de identidad de este vehículo. Los faros con forma de X y las llantas de aluminio mecanizado negro también son un guiño evidente al original de los años 30.

Las innovaciones se han dejado para el interior, aunque con reminiscencias del pasado, como los cinturones de seguridad de cuatro puntos o la tapicería de cuero. El panel de mandos conserva su sencillez aunque con algunas concesiones a las nuevas tecnologías como los dos huecos especialmente diseñados para los iPhones que, a través de una aplicación especial, servirán para controlar el tiempo por vuelta en circuitos y dotar al vehículo de un servicio de navegación GPS.

El motor del BMW 328 Hommage es un 3.0 de seis cilindros alineados. Todavía no se conocen datos oficiales sobre su potencia, así que debemos conformarnos con suponerla a partir del rendimiento del modelo original, cuyo motor de dos litros desarrollaba 80 CV a 5.000 rpm, alcanzando una velocidad máxima de 150 km/h.

Con estas características aquel viejo BMW 328 se proclamó vencedor de la Mille Miglia de 1938, pasando a la historia como uno de los 25 automóviles del siglo XX, según las votaciones de la prensa especializada de más de 30 países. Es de justicia que BMW rinda ahora un merecido homenaje a su roadster más laureado.





Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top