El Ferrari 612 Scaglietti

Ferrari 612 Scaglietti

Hoy veremos un automóvil lujoso en sutilezas, las cuales hacen que nos maravillemos con poco, tal como con los artistas minimalistas. Ferrari ha logrado sin la necesidad de extravagantes e insulsos adornos  una verdadera obra de arte, a la que decidió nombrar honrando a uno de  uno de los primeros carroceros, Sergio Scaglietti.

El Ferrari 612  Scaglietti fue nada menos que el modelo elegido por Ferrari para sustituir a una de sus insignias, como lo fue el 456 GT y GTA. Sin embargo este modelo fue construido con una carrocería de aluminio a la que se incorporó una versión modificada y aligerada del motor V12.

El 612  Scaglietti salió a la venta en el mes de marzo del año 2004. Y en su estreno se notó que nos encontrábamos frente a uno de los cupé más grandes en longitud del mercado español, ya que con sus 4.902 mm de longitud nadie se le arrimaba y tan sólo la Clase CL de Mercedes era más larga.

Este nuevo coche fue el primer modelo de la marca con contar en su bastidor de aluminio con un motor V12. De hecho, Ferrari construyó unas instalaciones especiales en Modena para construir este bastidor en secreto, con lo que nadie sabe hasta hoy la verdadera técnica que utilizó Ferrari para la unión entre las piezas de aluminio.

Ferrari 612 Scaglietti

La construcción del motor V12 se realizó a 65 grados, muy característico de la marca. El modelo cuenta con una cilindrada de 5748 cm3, exactamente el misma que tiene el 575M Maranello, aunque la diferencia entre ambos se y en la potencia ya que el Maranello era capaz de rendir 512 caballos de fuerza a 7.250 rpm, mientras que el 612 Scaglietti rendía 540 caballos, 28 caballos más, lo cual para nada es poca cosa.

El motor se encuentra en la parte central delantera, es decir, entre el eje delantero y los pasajeros y posee una caja de cambios de seis velocidades situada junto al eje trasero que puede ser o  una con cambio manual en “H” o bien completamente automática, la cual se acciona gracias a una pequeña palanca situada en la columna de dirección tras el volante.

Esta magnífica pieza de tecnología llega a elevar su velocidad de 0 a 100 km/h en 4.2 segundos. Y adquiere una velocidad máxima final 315 km/h.

Ferrari 612 Scaglietti interior

Como es costumbre de Ferrari, la magnificencia no se ve solo en en exterior, y ver la parte de adentro de este magnífico coche resulta una sensación sublime, los detalles de tapizado que cubren casi todo el interior no son tan impactantes como las comodidades que posee el conductor al sentarse en la una de las butacas más cómodas del mercado y poseer todo al alcance de la mano.





Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top